Login

Inicio

El Club

Secciones

Actividades

Calendario

Socios

De Interés

Memorias

  Si quieres ir rápido camina solo. Si quieres llegar lejos ve acompañado.            

Guardar

Telegram
Wikiloc
Facebook
Twitter

Semana de Esquí Grandvalira

3 al 9 de Enero del 2016

Para empezar bien el año un grupo de esquiadores, lo mejor de cada casa y de lo más intrépido de Pegaso, decidimos aventurarnos a hacer esquí alpino en Grandvalira.

Durante las semanas y días anteriores a la actividad, nuestros ojos y dedos iban y venían de las páginas “el tiempo.es”, “infonieve.es”, “grandvalira.com”…

Me consta que alguna que otra mano se juntó a la vez que miraba al cielo pidiendo: “Que nieve, que nieve”. Y nuestros deseos, antes de Reyes, fueron cumplidos. Pero volvamos al día 3 de Enero… 

 

 

 

A pesar de que todos los coches salían, más o menos a la vez, fueron llegando poco a poco. Y comenzaron las carreras, corre vete a la tienda de alquiler de material, corre vete a recepción a coger las llaves, corre ves bajando las maletas…y así, cada uno de nosotros nos fuimos alojando. Algunos con material, y otros sin él. Las idas y venidas de un apartamento a otro fueron constantes hasta que “organización, organización” terminaron en el “apartamento fiesta”. Quedamos en vernos el día 4 a las 9 de la mañana en la escuela de esquí. 

 

Del 4 al 7 de Enero la actividad fue más o menos la misma. Esquiar… 

Esquiar... 

Y esquiar. 

 

Para llegar a tal objetivo, hubo que acoplarse poco a poco, el primer día costó adaptarse al horario de las clases,  tiempos de espera al grupo... y según iban avanzando las horas, se iban organizando grupos por nivel y por simpatía. Las horas pasaron rápidamente y sin darnos cuenta, ya eran las 7 de la tarde, y estábamos en el punto de quedada, el bar. 

Y así fueron pasando los días. A las 9:00 primera quedada. A las 9:30 la segunda. Parada a comer algo antes de las clases. Clases de 2 a 5. Y a las 5 bajar corriendo que cierran los remontes. ¡Más de uno creyó que esa noche dormía en las pista! Por último, para cerrar bien el día, quedada en el punto de encuentro a comentar las aventuras del día. 

 

Como buen viaje hubo anécdotas en todos los aspectos, tuvimos lesionados y casi lesionados, virus y casi virus, caídas, caídas pasadas por agua y muchos  ¡Uy, casi me caigo! Y lo que más hubo fue ganas de esquiar y pasarlo bien, risas, bromas, cervezas, bailes a solas,  bailes con barra…y hasta ahí se puede contar…

Por si todo esto fuera poco regalo, el día 5 de Enero pasaron por la estación unos reyes muy esquiadores, que nos regalaron una Cabalgata diferente. 

Y llegó el día 9, dónde 5 de nuestros compas se volvieron. Su semana de esquí había terminado. A los demás, les quedaba sólo un día más, que aprovecharon cada uno, lo mejor que supo. 

Como todo en esta vida, y parecido a lo que decía Serrat “Todo pasa y todo queda, pero lo nuestro es pasar, pasar haciendo pistas, pistas sobre las que esquiar”. El calendario marcó el día 10 de Enero y los 15 esquiadores que quedaban de este estupendo grupo, tuvo que recoger sus bártulos y comenzar su vuelta.

Semana de esquí inolvidable no por las pistas, ni la nieve, sino por la gente especial que la ha compuesto. Ha sido un auténtico regalazo.

Organizadora: Araceli R.